FREE Case Evaluation

Abogado Defensor de DUI en Maryland

Si usted ha sido arrestado en Maryland por conducir en un estado ebrio, su primera prioridad debe ser buscar un abogado defensor de DUI que no solamente esté bien capacitado, pero que tenga la ventaja de la sagacidad local y el conocimiento de las órdenes de arresto y la fiscalía.  Desde el momento en el que lo detienen en la vía, usted deberá enfrentar una variedad de decisiones importantes, todas con la posibilidad de afectar negativamente sus derechos y su defensa.  Estas son decisiones que requieren un entendimiento legal y no deben ser tomadas con ligereza o sin ayuda.  Las sanciones por conducir en ebriedad son procesadas agresivamente en Maryland, y una condena o incluso una primera sanción pueden resultar en prisión.  Un abogado defensor por manejo en estado de ebriedad (DUI) en Maryland puede ayudarlo a disputar esos cargos y elaborar una defensa.

Kush Arora, Abogado de DUI de Maryland

Kush Arora ha dedicado su vida a luchar en nombre de sus clientes en casos de DUI y en casos penales en el Estado de Maryland, donde tiene casi una década de experiencia. Él investiga profundamente todas las opciones para lograr un resultado positivo, y  se asegura que sus clientes  se sientan lo más cómodo posible durante un proceso que es típicamente difícil.

Conducir en Estado de Ebriedad (DUI)

Conducir en estado de ebriedad (DUI) y conducir bajo los efectos de drogas (DWI) son cargos penales que se castigan con multas, prisión, libertad condicional, suspensión del derecho a conducir y otras sanciones que restringen su libertad e impactan sus finanzas y vida cotidiana.  Una condena por manejar en estado de ebriedad (DUI) en Maryland trae consigo un registro judicial que puede tener un efecto negativo en su capacidad para conseguir o mantener un empleo, y puede también acarrear un gran estigma social y vergüenza.  Interiorícese más sobre las condenas por manejar ebrio (DUI), como una cerradura impuesta en la llave de encendido de su vehículo, y cómo un cargo o condena por ebriedad (DUI) puede afectar su habilitación de seguridad o su estatus migratorio.

Una condena por conducir en estado de ebriedad (DUI) tiene consecuencias legales y administrativas.  De hecho La Administración del Registro del Automotor (MVA por sus siglas en inglés) en Maryland suspende su licencia de conducir casi inmediatamente después de un arresto por conducir ebrio (DUI), incluso antes que usted comparezca ante un juez o sea imputado por un delito.  Si usted no pide una audiencia con La Administración del Registro del Automotor dentro de los diez días de su arresto, la suspensión de su licencia va a permanecer en efecto hasta su juicio.  Nuestros abogados capacitados en casos de conducción vehicular en estado de ebriedad (DUI) pueden también representarlo ante La Administración del Registro del Automotor para ayudarlo a cumplir con todas las fechas de vencimientos para proteger sus derechos y sus privilegios de manejo mientras usted se aboca a aliviar el impacto que tal cargo pueda producir.

Tan solo una única condena por conducir en estado de ebriedad podría resultar en sanciones que alterarán su vida.  Los castigos máximos por una primera condena por conducir ebrio son de hasta un año de prisión, $1.000 en multas, y 12 puntos en su registro de conducción.  Con una segunda condena por conducir en estado de ebriedad el tiempo en prisión y la multa se duplican a dos años y $2.000 respectivamente.  Estas sanciones continúan escalando a medida que sumen las imputaciones.  Así que no solamente una primera condena por manejo en estado ebrio conlleva un castigo bastante significante, pero lo acondiciona a sanciones más altas en el futuro.  Si usted ha sido detenido en la vía y usted cree que podría ser eventualmente acusado o si usted ya ha sido acusado formalmente y le preocupan los efectos que estas sanciones puedan tener en su vida, nuestros abogados de defensa DUI en Maryland harán todo lo posible para ayudarlo y a usted lo beneficiarán el conocimiento que tienen del entorno y sus relaciones locales cuando comparezca ante el juez y los procuradores.